Defendiendo la Innovación en el Derecho Argentino

QuickVorcio: Defendiendo la Innovación en el DerechoArgentino .

I. Introducción.

Los cambios de ideas y el avance en las políticas sobre los derechos de las personas han logrado influir de manera positiva durante los últimos años en lo que refiere a la concepción del divorcio.
Originalmente, en la Argentina era la Iglesia la que tenía el poder sobre las cuestiones de separaciones matrimoniales y, en todos los casos, no se permitía la separación entre los cónyuges y tampoco se permitía que se celebren nuevas nupcias.
A medida que pasaron los años, la legislación fue variando y se fueron reconociendo, de manera paulatina, derechos de finalizar la relación matrimonial y, de contraer nuevas nupcias en un futuro.
Actualmente, la regulación del Código Civil y Comercial de la Nación (en adelante “CCCN”) establece que la figura del divorcio solo se basa en la voluntad de uno, o ambos cónyuges, para que el juez deba decretar la disolución del vínculo matrimonial. Asimismo, otra característica de esto es que, una vez notificadas las partes de la petición y contestada la misma, el magistrado deberá decretar el divorcio sin tener que necesitar pruebas sobre porque se está solicitando el mismo. Esto es lo que se denomina el “Divorcio Express”, por el cual lo único que se requiere para solicitar el divorcio es la voluntad expresa de al menos uno de los esposos, o ambos, y esto debe acompañarse de la presentación del DNI, de uno o ambos esposos, la Libreta, Acta o Certificado de Matrimonio y, por último, de la partida de nacimiento de los hijos matrimoniales.En conclusión, la decisión de divorciarse, actualmente, no depende de otra cosa que la voluntad de uno o ambos esposos, y ya no se contempla la posibilidad de un juicio contencioso ya que no hay cuestiones de culpa por dirimir.
En concordancia con lo aquí planteado, la nueva forma de concebir el trámite del divorcio han facilitado el surgimiento de nuevas soluciones tecnológicas, que resultaron controvertidas por los juzgados actuales, ya que las mismos están ligadas a una concepción antigua de esta figura.
En el año 2018, un abogado y un contador, ambos emprendedores, (Diego Gordillo y Leandro Vettulo) crearon una aplicación, QuickVorcio, que tenía como objetivo simplificar la burocracia que tenía todo el trámite que implicaba llevar a cabo un proceso de divorcio. Gordillo dio con esta idea porque ”El estudio tenía muchos clientes que llegaban al sitio web, pero el trámite era complicado para ellos, por lo que decidimos simplificarlo con una App y dejar de lado el sitio” y, en base a esto, surgió la idea de darle a la gente un medio por el cual se facilite la comunicación entre el ellos y el profesional, de la misma forma que lo haría una página web o una red socialde abogados, pero de una forma más directa. Esta app se creó con el fin de resolver los problemas de comunicación que todos los abogados padecen continuamente al momento de coordinar con un cliente. Los creadores de la página han aclarado, en diferentes medios y en la app, que ““QuickVorcio” tiene como foco ser una plataforma de inclusión de profesionales vinculando los mismos, con los clientes. Y si hablamos de facilismo, nos referimos a la inmediatez de comunicación, redacción de demanda, evitar gastos de traslado, ahorro de tiempo, en fin una herramienta digital más como las que todos conocemos” . Ante esto, es importante señalar que las aclaraciones del funcionamiento de la app, sobre que no es una app para divorciarse en un “click”, han sido realizadas por los creadores y, además, esta aclaración fue incluida en las estipulaciones de la aplicación al momento de abrir la página web de la app.
Sin embargo, en mayo del 2018, la juez civil Silvana Alejandra Castagno de Girolimetto intervino en la cuestión a partir de una acción iniciada por el Colegio de Abogados de Córdoba .
La entidad cuestionó que la app resulta ser un método de publicidad engañosa para atraer clientes, lo cual constituye un daño en la comunidad y el “buen nombre de los profesionales del derecho”. En base a esto, el Colegio solicitó una medida cautelar que la jueza concedió y, además, señaló que si la app sigue vigente “el ciudadano común” puede incurrir en “error o confusión respecto del alcance de los servicios que brinda la plataforma, así como de los pasos procesales, tiempos y consecuencias que implica un proceso de divorcio” . En base a esto, la justicia ordenó el bloqueo preventivo del sitio y las plataformas en uso.
Asimismo, se puede ver como, por otro lado, la Sala Tercera del Tribunal de Disciplina del Colegio de Abogados de Córdoba le suspendió la matrícula, por un mes, al abogado Gordillo ya que, para aquel tribunal, el abogado comprometió “gravemente los valores de lealtad, probidad y buena fe que deben observarse en todo profesional del derecho en el diario ejercicio de la actividad. Se lo acusa de engañar al público al inducirlo a suponer que utilizar esa app generará beneficios irreales de celeridad, e incluso que podrá sustituir el trámite judicial habitual que implica la tramitación de un divorcio. Se advierte, a su vez, que Gordillo incurrió en una “falta de competencia desleal” porque afirmar que la utilización de la plataforma digital analizada agiliza el trámite de divorcio supone que en el resto de los letrados no se encuentra en el mismo estándar de diligencia profesional y efectividad, lo que para la entidad luce “intolerable e injusto”” . Por otro lado, el tribunal también falló a favor de la decisión de la juez Girolimetto en cuanto se instó a Gordillo a remover la plataforma digital QuickVorcio y se lo advirtió de que mantenerla activa lo haría eventualmente pasible de nuevos procesos disciplinarios en su contra.
Ante este panorama, analizaremos entonces la legalidad de la app y de las medidas judiciales que establecieron las sanciones para la aplicación.

II. Desarrollo.

Al momento de producir la app, los creadores llevaron a cabo una investigación que mostró los principales problemas a la hora de divorciarse, los cuales eran que los abogados tenían poca claridad con los precios y, además, la demora y el poco seguimiento que había sobre el proceso . En base a esto, comenzaron a desarrollar una plataforma digital que respete el espíritu del CCCN, un espíritu de búsqueda por un divorcio incausado, rápido y ágil. La idea detrás de esto fue, desde un principio, poder dar un acompañamiento a la persona que se quiere divorciar.
No obstante lo aquí expuesto, la app duró unos pocos meses en el mercado, pero llegó a tener una cantidad considerable de descargas durante ese tiempo (1.300 descargas en PlayStore en sus primeros 30 días).
Ante esta situación, la justicia ha planteado muchos argumentos que resultan contrarios al espíritu que tiene la normativa argentina y, asimismo, a las corrientes actuales sobre la globalización y el avance en las comunicaciones.
Para analizar este punto, corresponde hacer un análisis de los argumentos que se pueden plantear a favor del levantamiento de la medida cautelar:
En primer lugar, es menester traer a colación los nuevos artículos del CCCN, 436, 437 y 438; por los cuales se establece que el divorcio puede ser solicitado por uno, o ambos cónyuges, en cualquier momento desde celebrado el matrimonio y el el juez debe fallar de manera rápida sobre el mismo (Esto se puede ver reflejado en el Art. 438 en donde se establece que “En ningún caso el desacuerdo en el convenio suspende el dictado de la sentencia de divorcio”). En base a esto, es consistente el objetivo de los creadores de la app en cuanto expresaron que su interés es crear un proceso rápido y eficiente donde la persona pueda estar al tanto de su proceso de divorcio y, al mismo tiempo, que pueda tener una mejor comunicación con los abogados.
En segundo lugar, y en concordancia con lo anteriormente expuesto, es necesario traer a colación la normativa expuesta en la Ley Nº5805, de la Provincia de Córdoba, mediante la cual el Art. 16 establece que: “El ejercicio de la profesión comporta para el abogado las siguientes facultades: 1) El desempeño del ministerio de la abogacía en sus distintas formas: asesoramiento, patrocinio, representación, defensa y de las otras funciones que le estén encomendadas por la Ley”, este artículo, tal como se puede observar en la letra de la ley, expone que los abogados deben velar por el asesoramiento de sus clientes y, además, otras funciones que están encomendadas por aquella ley; esto resulta consistente con el objetivo inicial de los creadores de la app en cuanto establecieron que su intención era crear un medio por el cual los clientes puedan tener una comunicación rápida y eficaz con su abogado.
Además, es necesario llevar a cabo un análisis de lo expuesto en el Art. 21, inc. 7, de la misma ley: “Sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales y de las medidas disciplinarias que puedan aplicar los magistrados, conforme a las leyes, los abogados son pasibles de algunas de las sanciones establecidas en esta Ley, aplicable teniendo en cuenta las circunstancias del hecho, importancia y consecuencias del mismo y antecedentes personales de su actor, por cualquiera de las siguientes faltas: 7) Procurarse clientela por medios incompatibles con la dignidad profesional, como ser: a) Hacer publicidad que pueda inducir a engaño u ofrecer soluciones contrarias o violatorias de las leyes; b) incurrir directamente o por terceras personas a intermediarios remunerados para obtener asuntos. c) ejercer la profesión asociado con persona que no tenga título o tener sucursales de su estudio a cargo de ella; d) ofrecer públicamente consultas o trabajos gratuitos; e) inducir al litigante al cambio innecesario de su defensor.” Ante lo aquí citado es necesario, en primer lugar, definir el concepto de “dignidad profesional”, el cual consideramos que está altamente vinculado al concepto de “dignidad personal”, por lo cual el mismo puede definirse como “el ejercicio de reconocer en los usurarios personas con dignidad, inteligentes, libres y con destino trascendente. Así, respetar la dignidad personal del usuario es contribuir al cumplimiento de sus objetivos, actuar profesionalmente para que su realización, en lo que toca a cada profesional, se alcance lo más pronto y total posible. Pero el profesional no sólo debe respeto a la dignidad personal de su usuario, sino a su propia dignidad, la cual debe mostrarse en su capacidad de apertura a las demás personas, en no permitir desmedro de su propio “status” por acciones cometidas al margen de la ética profesional. Se irrespeta la dignidad del profesional cuando se vea él solamente su capacidad de producción económica y su utilidad material, aunque muchas veces, es el mismo profesional quien, por su actuar, permite que se le irrespete así” , esta definición demuestra que el ejercicio de la profesión debe ser para el respeto del cliente y, además, respetando al profesional en sí mismo y esto, al relacionarlo con el caso en cuestión, puede verse cumplido ya que los creadores de al app buscaron un medio por el cual ayudar a las personas, dándoles un medio útil por el cual comunicarse con sus letrados, y, al mismo tiempo, se buscaba que los abogados tuvieran más medios para llegar a sus clientes de una forma eficiente para poder ayudarlos.
En tercer lugar, se debe analizar el concepto de “publicidad engañosa” que está en el inc. 7 del artículo citado y esto se puede definir como “aquella (publicidad) que transmite información falsa de algún producto para generar confusión en los consumidores, su finalidad es, como su nombre lo indica, engañar y manipular a las personas. Cuando un consumidor observa este tipo de publicidad se hará una idea falsa del producto o servicio que se le está presentando, aun cuando la realidad es totalmente diferente”. Es menester mencionar que los creadores de la app han aclarado, en diferentes medios de comunicación y en la misma página de la aplicación, que la finalidad de la misma era crear una forma hábil de conexión abogado-cliente y que con esto no se buscaba engañar a la gente o quitarle prestigio a la profesión legal, sino ajustar una práctica muy utilizada, como es la abogacía, a las épocas actuales en donde los avances tecnológicos están ganando mucho partido. Asimismo, muchos expertos, como Javier Pallero (analista de políticas públicas e integrante de la ONG Access Now), han comentado en relación a este tema y han llegado a la conclusión de que aquel argumento lo único que busca proteger es el ejercicio de la abogacía de una forma meramente tradicional, ante esto Pallero ha señalado que “Por lo general la jurisprudencia indica que son decisiones de la justicia federal porque la arquitectura de Internet trasciende la jurisdicción de una provincia”. Desde su perspectiva, hay una segunda objeción: la necesidad y proporcionalidad.“¿Bloquear es la única manera de responder a la demanda?Las cautelares en que se ordena suprimir una imagen o un texto específico pueden resultar más fáciles de justificar, pero cuando se hace sobre un servicio entero, el juez debe fundamentar con muchos argumentos que expresen la proporcionalidad de la medida; desde mi perspectiva -sostuvo- en el caso de Quickvorcio aparece excesiva”.
Por otro lado, se ha señalado que la decisión tomada por el Poder Judicial de Córdoba parece inconsistente con la práctica actual de hacer páginas web o páginas en redes sociales para que los profesionales legales, e inclusive los que no se dedican a la abogacía, lleven a cabo diferentes publicidades sobre los servicios que pueden proveer. Asimismo, esta posición tomada por el juzgado resulta en una limitacion el ejercicio profesional, amparado por el Art. 14 CN, y, además, resulta en una decision arbitral en concordnacia con lo establecido en el Art. 18 CN.
En último lugar, es preciso argumentar que con la decisión tomada por la juez civil de Córdoba, sobre trabar una medida cautelar sobre la app, se está afectando la autonomía de la voluntad de las personas, lo cual esta protegido en la CN, ya que se está coartando la posibilidad de decidir usar la app, o no, para llevar a cabo la mera comunicación con un abogado y, de esta forma, dar por iniciado el proceso de divorcio. Esto se puede ver reflejado en la necesidad que tenían las personas que descargaron la app y comenzaron el proceso judicial con los abogados de la red de Gordillo mediante ese medio de comunicación que es la aplicación y la necesitaban para llevar a cabo todo el proceso.
Ante este punto es bueno repetir la idea de los creadores sobre qué QuickVorcio tiene como finalidad principal dar una solución a los problemas de la comunicación entre el cliente y el abogado y que con esto no se busca “divorciarse instantáneamente con la app” ya que el proceso de divorcio es puramente judicial (como aclaran los creadores en su página web – https://www.quickvorcio.com.ar). Asimismo, es bueno recalcar cómo la justicia de Córdoba únicamente se interesó en mantener una práctica arcaica de la abogacía y no mostró interés en la cantidad de gente que se vio beneficiada por la existencia de la app.

III. Conclusiones.

Muchos han sido los avances en el proceso de divorcio como para retroceder tanto en el tiempo con este tema.
Es bueno analizar cómo han ido cambiando las prácticas de las personas a lo largo del tiempo y como se puede ver actualmente que la era de la globalización y de las comunicaciones ha cambiado drásticamente en los últimos años y, es en base a esto, que no se puede esperar que las personas sigan realizando las prácticas que se llevaban a cabo hace años atrás, como el hecho de aproximarse a la oficina del abogado o comunicarse por telefono o fax, para poder avanzarun caso.
Es necesario asimilar como las costumbres de la sociedad han ido cambiando y como la gran parte de las personas utilizan los medios de comunicación y la tecnología para su desarrollo cotidiano y se debe tener esto en cuenta al momento de dictar una decisión que pueda, por un lado, afectar a las personas y menoscabar sus posibilidades de elegir, y por el otro lado, desalentar innecesariamente el uso de las nuevas tecnologías para una mejor práctica de la profesión.

    Related Posts

    Leave us a reply